miércoles, 25 de noviembre de 2015

Visita a Toledo Romano (3 de abril del 2016)

Próxima salida


Introducción:

Toledo en época celtibérica era una de las ciudades carpetanas más importantes, su emplazamiento original se encuentra en el “Cerro del Bú” a la orilla izquierda del río Tajo. En el año 192 a.C. es conquistada por las legiones romanas bajo la dirección de Marco Fluvio Nuvilor. A partir de este momento la ciudad sufrió un profundo proceso de romanización.










La visita:

Visitaremos entre otros lugares las ruinas del circo romano, restos del acueducto, el puente de Alcántara, las bóvedas romanas del Nuncio Viejo que corresponden a partes de la canalización de aguas de la ciudad, las llamadas cuevas de Hércules, las termas romanas de la plaza Amador de los Ríos, los restos romanos de los sótanos de Hacienda.





La comida:

Tras la visita, comeremos en el campo, como es habitual llevaremos las cosas de casa.





Más información:

Para apuntaros podéis hacerlo enviando un mensaje a antiqva.hispania@yahoo.es

Visita guiada a Complutum y a la casa de Hyppolitus

24/10/2015



Como es habitual cada 25 de Octubre celebramos el aniversario de la página de una manera muy especial. Este año lo hicimos el sábado 24 en el mismo yacimiento.



Sobre las 10:00 de la mañana fuimos llegando a las instalaciones del Servicio de Arqueología de Alcalá de Henares desde donde empezamos a coordinarnos. Mientras que algunos montaban la carpa junto al yacimiento, otros fueron preparando las cosas para la comida, que en esta ocasión iba a ser un tanto especial, pues nuestro ilustre socio Lauri se ofreció voluntario para preparar una gran paella para todos.



A las 11:00 empezó la visita teatralizada que organiza el Ayuntamiento de Alcalá de Henares, y a las 11:30, yo mismo me encargué de dar una charla sobre el origen de la ciudad contando su historia desde época carpetana hasta la época visigoda.



A las 12:00 los presentes visitaron el yacimiento de la mano de nuestro gran arqueólogo David Gálvez que les explicó los edificios y en cómo se produjo la fundación de la ciudad en el llano.



Tras la visita, los miembros de la asociación acudimos al patio del Servicio de Arqueología para degustar la gran paella que nos tenía preparada Lauri. Tras la misma y después de disfrutar de una agradable sobremesa tuve la oportunidad de hablar con la mayoría de los socios sobre el futuro de la asociación y posibles excursiones y actividades.



Ya por la tarde nos dirigimos a la llamada casa de Hyppolitus donde tras visionar un vídeo sobre Complutum que nos puso Álvaro, el responsable de las visitas a la casa en ese turno, hicimos una visita guiada nuevamente de la mano de David Gálvez.



Para terminar la jornada nos dirigimos al merendero de la chopera, junto al río Henares donde antaño había un vado natural por donde los viajeros procedentes de Cástulo, Segóbriga y Carthago Nova cruzaban el río para llegar a Complutum y donde los romanos construyeron un puente, cuyos restos tuve el placer de mostrarles con unas breves explicaciones.
Esto fue lo que dio el día de sí.

Óscar Fernández Grande.



Artículo del Blog Ciencia Histórica en el que se habla de la visita a Complutum:
Ayer tuve la suerte de asistir, como miembro de la Asociación Antiqva Hispania, a una jornada lúdico-cultural en el yacimiento Arqueológico de Complutum, en Alcalá de Henares. Como en otras ocasiones, tuvimos la suerte de contar con las interesantes y entretenidas charlas de un par de fenómenos, nuestro Presidente, Oscar Fernández, y el arqueólogo David Gálvez. En un momento durante la intervención de este último, que hablaba de la fundación de una ciudad romana, me acordé de que yo desde hace tiempo había tomado notas sobre el tema, pero no lo había publicado porque no encontraba la inspiración necesaria para darle un giro entretenido al artículo. Allí, entre columnas y mosaicos, me llegó el momento ¡Por Tutátis!, y de esa manera, os pongo a vosotros de protagonistas.

Jesús García Barcala.




Quedada en Segovia con el Rincón de Mefistófeles

11/10/2015



El día amaneció fresco y nuboso, nada inusual en los idus de Octobris, y más con la amenaza de que los cielos aguasen la jornada. Pero no, el gran padre Júpiter se apiadó de sus devotos y sólo unas tímidas gotas cayeron sobre nosotros. La excursión tenía su punto de arranque en uno de los extremos de la ciudad, el fantástico palacio-fortaleza del Alcázar, de sillares romanos y reconstrucciones varias a lo largo de los siglos, donde el último tramo del gran acueducto abocaba a la gran cisterna que encierra en su seno tan histórico y noble castillo, el de “tanto monta, monta tanto, Isabel como Fernando”. Una visita que supo a poco, descubriendo en cada estancia anécdotas y pasajes de las vidas de Alfonso X el Sabio o Isabel de Castilla muy poco conocidas incluso para los amantes de la historia patria.




Una vez concluida dicha visita, remontando la ruta del acueducto soterrado en la Segovia medieval, caminamos por calles nobiliarias, cruzamos plazas y sorteamos palacios, iglesias y la Catedral para, al fin, llegar al punto elevado donde la más relevante obra de ingeniería romana de nuestra amada Hispania sigue allí desde la época del principado desafiando la erosión, la manipulación y el inexorable paso del tiempo.




Sólo contemplar su magnificencia produce asombro por los hombres que lo levantaron, y evidencia la depurada técnica que hace ya dos milenios utilizaron, colocando sillar sobre sillar sin más rejunte que la eficacia de un buen tallador y arquitecto.




Tras bajar a la vaguada donde es más impresionante dicha obra, junto al conocido restaurante de Cándido, proseguimos camino hacia una pequeña joya del románico justo al otro lado de la conducción romana, la iglesia de los santos Justo y Pastor, un pequeño templo dedicado a los dos hermanos complutenses que fueron víctimas, dos más, de la persecución que el gobernador Publio Daciano desató en su provincia siguiendo el mandato de Diocleciano. Fue una visita sorprendente, examinando al detalle los frescos románicos de incalculable valor pictórico e histórico que decoran el ábside del altar mayor. Una figura del “pantócrator” y escenas del Génesis dibujadas a modo de cómic para ilustrar a un pueblo analfabeto sobre el inicio del mundo.




La siguiente parada fue tan inesperada como interesante, el convento de clausura de San Antonio El Real, donde sólo nueve hermanas mantienen un monumento repleto de ricos artesonados y joyas de pinacoteca. Todo un edificio con historia cuyas paredes fueron testigo de personajes de la talla del rey Enrique y su hija Isabel. Como aperitivo previo a un buen yantar, una parada en el arenero del Acueducto nos hizo comprender cómo se recogía y decantaba el agua procedente del manantial y se conducía hacia el canal.




A mediodía, con los pies entonados y la barriga rugiente, qué mejor forma de recuperar fuerzas que degustar la gastronomía segoviana en el Fogón de Javier. Vino, cochinillo, alubias, charla y camaradería remataron una mañana genial. Después, cada uno con sus compromisos, hubo excursión a la Catedral, compras, más charla o marcha, pero eso sí, nadie salió defraudado pues Segovia, y un grupo tan heterogéneo pero implicado como el nuestro, son siempre valor seguro.
Hasta la próxima…

Gabriel Castelló Alonso




Os dejamos un video que elaboró como recuerdo de la jornada nuestro compañero Jose Antonio De Vega.




jueves, 19 de noviembre de 2015

Excursión a los asientos

19/07/2015



En la asociación Antiqva Hispania también hay tiempo para el ocio, no todo son yacimientos y visitas culturales, como quedó demostrado el domingo que fuimos a “Los asientos”, una zona recreativa que se sitúa en el puerto de Navacerrada, concretamente en los Montes de Valsaín, un paraje natural declarado Reserva de la Biosfera por la Unesco.




Disfrutamos del lugar paseando rodeados de naturaleza en estado puro, puedes perderte por ese monte y no hay rincón que no sea todo un espectáculo para la vista.




Pero sin duda uno de los mejores momentos fue cuando todos juntos comenzamos a dar buena cuenta de las viandas, cada uno de los miembros de la asociación aportó distintos y sabrosos manjares traídos de casa para compartirlos, consiguiendo con ello que nuestros lazos de amistad se unieran aún más si cabe. Comimos y disfrutamos del momento protegidos del sol gracias a la carpa que posee la asociación y nos acompaña fielmente en cada una de las salidas que con esfuerzo y sobre todo mucha ilusión organiza esta pequeña gran familia.      




Tras la sobremesa no podía faltar un buen baño, en las frescas aguas que corren a lo largo de toda la zona recreativa. Un baño que refrescó nuestro cuerpo y despertó nuestros sentidos, que estaban abotargados tras el festín.




Si tuviera que destacar algo de éste día es sin duda la buena armonía en la que vivieron los más pequeños del grupo, nuestros benjamines, pues desde que llegamos a primera hora de la mañana, hasta que llegó la hora de despedirse a última hora de la tarde, no hubo ni un solo segundo de protestas, ni riñas, ni aburrimiento, como si la calma y la paz que este fantástico paraje transmite hubiera calado en ellos, haciéndoles jugar en comunión y armonía.

Paqui Rodrigo Martín.





martes, 17 de noviembre de 2015

Visita al yacimiento de Tiermes

14/06/15



Pese a estar proyectada para un tiempo que considerábamos veraniego, para aquel día las agencias meteorológicas alertaban de la enorme probabilidad de tener tormentas eléctricas en esa zona, pero aquel domingo amaneció parcialmente soleado y la asociación Antiqva Hispania continuó con los planes de realizar la visita al yacimiento de Tiermes.



Realizamos la visita guiada por el yacimiento de la mano de nuestro arqueólogo David Gálvez. Fue muy interesante ya que pudimos adentrarnos en el interior de un oppidum celtibérico y que más tarde se convirtió en municipium romano.



Pudimos observar lo que quedaba de sus grandes edificios públicos, de sus dos foros, termas, de su acueducto y de un desarrollo urbanístico adaptado a las características del emplazamiento.



Quizás lo más divertido fue la exploración a un tramo de túnel que formaba parte del acueducto romano que visitamos  con ayuda de unas linternas. Los más valientes de esta expedición fueron los niños, ya que son de espíritu aventurero y que junto a nuestro compañero Paris decidieron adentrarse en los conductos exteriores del mismo acueducto que perduran excavados en la roca.



Terminamos la visita con una explicación de las termas desde donde buscamos un sitio donde poder comer y pasar la tarde juntos, decidiendo hacerlo en una pradera aledaña a lo que algunos han interpretado como un teatro.



Después del convivium, gracias a David aprendimos algunas nociones básicas sobre arqueología, para tal ocasión, nos brindó la oportunidad de clasificar y reconstruir un jarrón o plato de cerámica que él mismo había preparado.



Después de un rato pensando y divagando entre todos conseguimos restaurarla y pudimos ser durante un tiempo verdaderos restauradores de vasijas romanas.



Fue un día estupendo en muy buena compañía y aprendimos muchas cosas nuevas. Como suele decir el dicho “No te acostarás sin saber una cosas más”. También me gustaría añadir que gracias a nuestro compañero José Antonio de Vega tenemos un bonito recuerdo a modo de vídeo que podéis visionar pinchando en este enlace:



Todos los de la Asociación nos lo pasamos en grande en esta excursión.

Elena Cáceres Calvo.




domingo, 15 de noviembre de 2015

Presentación de la asociación

 (17/03/2015)

El martes 17 de marzo, el presidente de A.C. Antiqva Hispania Óscar Fernández y el Secretario Manuel Martínez fueron recibidos en el Ayuntamiento de Alcalá de Henares por el entonces Alcalde D. Francisco Javier Bello Nieto.

Los representantes de la asociación le hicieron entrega de los estatutos de la misma y ambas partes se comprometieron a colaborar mutuamente para potenciar los yacimientos arqueológicos romanos de esta ilustre ciudad.

Óscar Fernández Grande.


Fundación de la A.C. Antiqva Hispania

(1/03/2015)  



El día 1 de Marzo de 2015 nos reunimos en el Servicio de Arqueología para fundar la asociación.




Nuestros acuerdos:

1º.- Constituir una Asociación, al amparo del artículo 22 de la Constitución y  de conformidad con la Ley Orgánica 1/2002 de 22 de marzo, que se denominará Asociación Cultural Antiqva Hispania.

2º.- Se da lectura a los Estatutos por los que se va a regir la Asociación Cultural Antiqva Hispania, y que son aprobados por unanimidad de los reunidos.

3º.- Se nombra los miembros de la Junta Directiva que actuarán como órgano de gobierno y representación de la misma formada por 3 miembros de entre las personas asistentes:

Presidente: D. ÓSCAR FERNÁNDEZ GRANDE

Secretario: D. MANUEL MARTÍNEZ SÁNCHEZ

Vicepresidente/ Tesorero: D. DAVID GÁLVEZ AYLLÓN



Y sin más asuntos que tratar, levantamos la sesión a las  13:00 horas del día del día 1 de Marzo de  2015.

Manuel Martínez Sánchez


Visita a Carranque

9/05/2015



El sábado 9 de mayo de 2.015 teníamos una cita con todos nuestros socios, era nuestra primera excursión juntos, desde que el 1 de marzo se pusiera la primera piedra, o dicho de otra manera, se constituyera la Asociación Cultural Antiqva Hispania. Ese mismo día, el que suscribe estas líneas, tenía sensaciones algo contradictorias; por un lado, contento por estar con todos ellos y reencontrarme con alguien muy especial, se llama Oscar y es el actual Presidente. Él y no otro, es el culpable de estar escribiendo estas líneas y por haberme acercado la Arqueología de nuevo a mi vida. Pero por otro, algo triste por volver al lugar donde nacieron todos mis sueños y que una decisión política los volvió a enterrar para condenarlos al olvido. Me explico mejor, en Carranque trabajé casi 15 años, como arqueólogo y también como guía, allí todavía mi voz tiene agujetas y miles de recuerdos golpean sin descanso mi cabeza.



A modo de introducción, el Ayuntamiento de Carranque (un pequeño municipio de la provincia de Toledo). celebra anualmente durante el mes de mayo unas Jornadas Romanas, que durante este año 2015 celebraba su décima edición; en éstas jornadas se recreaba la vida del mundo romano y se conmemoraba igualmente la inauguración del Parque arqueológico en mayo del 2003. Era la excusa perfecta para vernos allí y recuperar mi voz.



Por la mañana asistimos a las Jornadas en las que cómo es habitual había un mercado romano, un pasacalles con malabares, recreaciones de la vida militar y civil romana, así como, exhibición de aves rapaces. Al mediodía nos esperaba el convivium, comimos en un merendero que estaba situado en los aledaños del yacimiento a las afueras de Carranque, cada cual trajo su comida y bebida de casa. Allí confraternizaremos entre nosotros para conocernos mejor y hubo muchas risas compartidas.



Por la tarde nos esperaba lo mejor, aunque el calor y la digestión se empeñaban a permanecer en la sombra y seguir disfrutando de la grata compañía. Sólo contábamos con esa opción: porque el Ayuntamiento de Carranque no abre la Casa de Materno los sábados por la tarde, pese que las Jornadas se realizaban en honor de su descubrimiento. A modo de introducción, en el año 1983, y gracias al descubrimiento casual de un mosaico, comenzaron las excavaciones cuyo resultado ha sido el descubrimiento y puesta en valor de uno de los conjuntos monumentales más importantes de la Hispania romana, el formado por la Casa de Materno con sus mosaicos, y los edificios conocidos como el Edificio Palacial y el Mausoleo. Todos ellos, fechados a finales del siglo IV, y todos ellos relacionados con el Emperador Teodosio I el Grande.



Pero antes de iniciar nuestra expedición y adentrarnos hacia lo desconocido, expliqué de forma muy breve a interpretar un mapa topográfico del lugar, y les advertí que íbamos a caminar por un sendero de dificultad media que nos conduciría a unos cubos de molino, posiblemente de época medieval, para más adelante ver diferentes represas hidráulicas cuya función sería la de aprovisionar agua a los cubos. Para al final llegar al lugar en el que según Dimas Fernández Galiano (sit tibi terra levis) y nosotros enclavamos a la mítica ciudad romana de Titulcia, tan buscada y estudiada en los últimos años. Pero antes sería necesario una pequeña exposición de cómo se realiza una prospección arqueológica y cuál es su finalidad científica. Allí podrían observar y recuperar sobre el terreno pequeños fragmentos cerámicos, pórfido rojo, mármol y numerosas teselas; todo ello en superficie y sin valor arqueológico alguno ya que este material está descontextualizado.



Nos pusimos en pie y empezamos el recorrido, mientras tanto les contaba que los restos constructivos de esta zona se localizaban a lo largo de la cuenca del arroyo de la Sacristana, que constituye la parte más amplia y más desconocida del Parque Arqueológico. Como hilo conductor para describir el medio natural de este paraje.



El río Guadarrama nace en la sierra del mismo nombre y es afluente del Tajo: su cuenca está orientada en dirección N-S. El relieve, en esta zona por tanto es arcilloso y arenoso (según su topónimo, río de arenas en árabe), se presenta suavemente ondulado, con la presencia de cárcavas, barrancos y pequeños escarpes, producidos por la erosión diferencial de estratos duros y blandos y sobre todo, por la acción hidrográfica. Por tanto, la composición geológica es favorable a la existencia de abundantes mantos acuíferos, sobre los cuales queda contenida el agua filtrada por las arenas porosas más superficiales. De esta manera, los arroyos de esta zona llevan agua en casi todos los estiajes, aunque permanezca un nivel superficial apreciable solo en los periodos de lluvia. En el entorno predomina la típica vegetación de bosques de ribera (chopos, juncos, retamas y taray) y una gran variedad de pinares y coníferas (bosque mediterráneo).



El primer edificio que nos encontramos durante la visita fue los molinos, son sin duda las estructuras más vistosas y de mayor interés entre las aparecidas en este lado del río, se hallan aproximadamente a 500 metros de la desembocadura del arroyo de la Sacristana. Son dos molinos de cubo adosados, el de la derecha, de dimensiones más reducidas es más antiguo, y el de la izquierda más grande y más moderno. Ambos molinos tienen el mismo funcionamiento y se componen de cuatro partes: caz, cubo, cárcavo y sala de molienda. Los cubos se construyen en una ladera de fuerte pendiente; desde la parte superior hasta la parte inferior de 7 metros aprox., con una pendiente estimada de 19º. La cronología de estas estructuras esta datada en un periodo comprendido entre los siglos VII y XV d.C.



A lo largo del arroyo se hallan diversas estructuras, en un primer momento se ha supuesto que todas perteneciesen al sistema de conducción de agua a los molinos. El punto de captación más probable, por la topografía y la forma de la red hidrográfica, es la confluencia entre los arroyos de Conmaleche y de San Blas, situado a una cota de 556 m y conocido con el nombre de “La Presa”. Allí se produce un estrechamiento del cauce y una pequeña expansión del valle aguas arriba, que permiten la construcción de una presa pequeña y de pequeña altura. Desde ahí hasta la parte superior de los cubos de los molinos hay 3 m de desnivel, con una longitud de 500 m y una pendiente media del 6%, más que suficiente para la caída del agua.



Finalmente, tocaba la parte más divertida y didáctica de la excursión, la localización en el cerro de Valdecañas, la ciudad romana de Titulcia , en la zona conocida como Carranque de Yuso que según el Itinerario de Antonino se encontraría a 25 millas de Toledo, una distancia que se cumple con exactitud en el caso del paraje donde se hallan los restos. El hallazgo de este yacimiento arqueológico ha servido para confirmar el cruce de vías romanas más importante del centro peninsular. Allí niños y mayores por un día se convirtieron en arqueólogos, vieron posibles estructuras en superficie y recuperaron mucho material de época romana. Fue una auténtica gozada ver como se les despeinaba su sonrisa cuando tenían entre sus manos un auténtico tesoro. Sin duda, fue un día muy intenso y emocionante que habrá que repetir.


David Gálvez Ayllón